TU TICKET

 A continuación, te detallamos cómo funcionan las principales funciones de nuestras básculas:

 

Peso

 

Función principal de la báscula. Instalamos un sensor en la plataforma, donde al subirse el cliente en ella, recibe el peso que efectúa una presión descendente en el citado sensor. Éste tiene otros pequeños sensores adheridos que convierten en señal eléctrica la mínima torsión que se produce al recibir el peso. Procesamos esa señal mediante un conversor analógico-digital (ADC) para procesar los datos. Mediante una calibración disponemos del valor de peso de la plataforma en vacío y de valores de pesas patrón. A partir de toda esta información realizamos una curva de peso para poder calcular el peso real del cliente. Nuestras básculas tienen una sensibilidad de +/- 100 gr.

 

Altura

 

Instalamos en nuestras básculas un sensor de haz ultrasónico que emite ondas de ultrasonido. Medimos a la base de la báscula para establecer una medida de altura en vacío. Luego realizamos distintas medidas con alturas patrón para poder realizar una curva de altura, con una sensibilidad de +/- 1 cm. Como curiosidad, en nuestra báscula Calibra puedes “escuchar” al sensor mientras realiza la medición.

 

IMC

 

Nuestras básculas realizan el cálculo del Índice de Masa Corporal. Este índice no es más que dividir el peso en kgs entre la altura del individuo en metros al cuadrado. Se trata de un parámetro muy útil para juzgar la composición corporal, pues se relaciona directamente con el porcentaje de grasa corporal, si bien hay que tener en cuenta que para mucha gente sobrepeso significa exceso de grasa y, sin embargo, esto no siempre es así. Los atletas con huesos densos y músculos bien desarrollados podrían tener sobrepeso según el IMC. Se estima que los límites aceptables del IMC ‐aquellos que se asocian con un menor riesgo para la salud y por tanto, con una mayor expectativa de vida‐ están comprendidos entre 19‐25 kg/m2.

Clasificación de la OMS del estado nutricional de acuerdo con el IMC
 Clasificación  IMC (kg/m2)
   Valores principales Valores adicionales 
Bajo peso <18,50  <18,50
Delgadez severa <16,00 <16,00
Delgadez moderada  16,00 - 16,99  16,00 - 16,99
Delgadez leve  17,00 - 18,49   17,00 - 18,49
Normal  18,50 - 24,99  18,50 - 24,99
 23,00 - 24,99
Sobrepeso  >25,00 >25,00
Preobeso 25,00 - 29,99 25,00 - 29,99
 27,50 - 29,99
Obesidad >30,00  >30,00
Obesidad leve 30,00 - 34,99 30,00 - 32,49
32,50 - 34,99 
Obesidad media 35,00 - 39,99 35,00 - 37,49
37,50 - 39,99
Obesidad mórbida >40,00  >40,00

IGC

 

Consiste en calcular el índice de grasa corporal del cliente mediante la impedancia obtenida al agarrar las asas laterales de la báscula. Lo que hacemos es conectar al cliente mediante la presión de las manos a una frecuencia determinada a un voltaje de menos de 1 milivoltio. Con ello, conseguimos un valor expresado en ohmios. Ese valor varía según la resistencia que oponga la cantidad de agua y grasa que tenga nuestro cuerpo. Este valor se introduce en una fórmula antropométrica en el que también están representados el sexo, edad, peso y altura para ofrecer un resultado de masa estimada de grasa. Por ello, es un método mucho más fiable que el IMC para conocer el estado de nuestro cuerpo, ya que consideramos la impedancia junto con el resto de cálculos obtenidos.

 

Para conseguir unos resultados más fiables se recomienda no realizar ningún tipo de ejercicio físico las 24 horas previas a la toma de medida, no ingerir alimento durante las 4 horas anteriores, mantener un buen estado de hidratación, así como no beber líquidos y realizar la última micción y/o defecación 30 minutos antes. La medida de grasa corporal mediante impedancia no está permitida a personas con marcapasos, así como en mujeres en proceso de gestación.

 

 TMB

 

El metabolismo basal es el gasto energético diario, es decir, lo que un cuerpo necesita diariamente para seguir funcionando. A ese cálculo hay que añadir las actividades extras que se pueden hacer cada día. El metabolismo basal se calcula en kilocalorías/día y depende del sexo, la edad y el peso, entre otros factores. Esta tasa puede ayudarnos a conocer, según la actividad física que tengamos, si estamos excediendo o limitando demasiado la ingesta de calorías al día en nuestra alimentación.